01 mayo 2007

34: Volver a los 17 por segunda vez.... (O solo Violeta lo puede decir por mi...)


En visperas de mi 34vo cumpleaños he recuperado "Volver a los 17" de Violeta Parra. Y caí en la cuenta que 34 es justo el doble de 17... No es un descubrimiento puramente anecdótico, la verdad. Hace un par de semanas, en una noche celebrante y bellamente libre por la ciudad, aterricé en un lugar que, también azarosamente, mezclaba muchos de mis actuales gustos. En el momento de aterrizar tocaba un grupo dedicado a los sones afroperuanos, por lo que entré rápidamente en onda (ya venía de disfrutar, en otro sitio, de los sones afrocolombianos, je, je). Y de pronto, en medio de la tocata, se ofrece un minitributo a Violeta con "Volver a los 17". Heme ahí, en medio de la pista, en medio de la noche, en medio de un "cambio de piel", escuchando "como por primera vez" la impresionante y sobrecogedora letra de esta maravillosa canción. Escucharla y sentir cómo se me metía en la sangre fue todo uno. Bello y mágico momento en que todo se detuvo y la profundidad de la letra y la sonoridad del mensaje me llovió como rocío vivificante y renovador. Se me vienen los 34 y de verdad, siento que entro en estos "arquetípicos 17" por segunda vez... Definitivamente es la mejor forma que tengo en este momento de reflejar "lo que siento yo, en este instante fecundo"... Va como regalo.

Volver a los diecisiete
después de vivir un siglo
es como descifrar signos
sin ser sabio competente
Volver a ser de repente
tan frágil como un segundo
volver a sentir profundo
como un niño frente a Dios.
Eso es lo que siento yo en este instante fecundo.

Se va enredando, enredando
como en el muro la hiedra
y va brotando, brotando
como el musguito en la piedra
Como el musguito en la piedra ay si, si, si

Mi paso retrocedido
cuando el de ustedes avanza
el arco de las alianzas
ha penetrado en mi nido
Con todo su colorido
se ha paseado por mis venas
y hasta las duras cadenas
con que nos ata el destino
Es como un diamante fino que alumbra mi alma serena.

Lo que puede el sentimiento
no lo ha podido el saber
ni el más claro proceder
ni el más ancho pensamiento
Todo lo cambia el momento
cual mago condescendiente
nos aleja dulcemente
de rencores y violencia
Solo el amor con su ciencia nos vuelve tan inocentes.

El amor es torbellino
de pureza original
hasta el feroz animal
susurra su dulce trino
Detiene a los peregrinos
libera a los prisioneros
el amor con sus esmeros
al viejo lo vuelve niño
Y al malo solo el cariño lo vuelve puro y sincero

De par en par la ventana
se abrió como por encanto
y entró el amor con su manto
como una tibia mañana
Al son de su bella diana
hizo brotar el jasmín
volando cual serafín
al cielo le puso aretes
Y mis años en diecisiete los convirtió el querubín

6 comentarios:

Liliana dijo...

Tanti auguri! feliz cumple! piensa mi mejor amiga los cumple el 4!
te abrazo

Ximena dijo...

Gracias Lili. Asi es que mejor amiga taurita, eh? Mandale saludos de mi parte el viernes. Cumpleaños el mismo dia que "El Arte de lo Inútil", ja, ja. Yo estoy el 2 de mayo...

besitos y gracias de nuevo

Xi

CR dijo...

Ximena, que gusto leerte, por aquello de la sorpresa, de los paralelos que nos unen y ademas porque escribes muy bien.
Es siempre un placer.
Un Abrazo
Cinzia

Ximena dijo...

Hola Cinzia, que gusto tenerte por aqui de nuevo!! Nos estamos leyendo, pues. A mi tambien me gustan mucho tus textos.

Un abrazo

Xime

Noelle dijo...

pasé por aqui y vi esto.. ahhh me encanta esa canción...
un saludo!

Ximena dijo...

Que bueno compartir musica. Gracias por tu comentario y la visita,

Un abrazo

Ximena