01 diciembre 2006

Los Dos Lobos


"La energía fluye donde va la atención (Tercer Principio de Huna)"

Un niño se acerca a su abuelo sabio y le pregunta cuál es el secreto de la vida. El abuelo lo mira con profundidad y le dice acercándose: "El secreto es saber que todos nacemos con dos lobos en nuestro interior. Uno se relaciona con el amor, la alegría, el entusiasmo, la compañía. El otro con el miedo, la ira, la competitividad." El niño, le pregunta entonces cuál de ellos gana. Y su abuelo le responde: "Aquel que tú alimentas".
Este cuento que escuché hace poco ha venido a asentar una sensación que me fluye desde hace tiempo; y que de alguna manera sintetiza un principio que está presente en distintas concepciones. Como el "principio de Huna" que da inicio a este post -propio de las creencias polinésicas- o, desde un lugar muy distinto, la sabiduría inserta en el I Ching (Libro de los Cambios) que en uno de sus hexagramas plantea que para "vencer el mal hay que trabajar sobre el bien". En ese signo, se plantea como la lucha contra lo malo, más que eliminarlo, lo alimenta, le da energía. Y lo que sugiere es entonces dedicarle energía a lo bueno, que es lo que interesa ampliar, o no?.
Finalmente, no siempre está en nuestras manos lo que suceda; pero sí tenemos la opción de decidir a qué dedicar nuestra energía, y desde ahí, a qué lobo alimentar. Podemos hacer más conciente hacia qué dedicamos la atención y decidir si estamos alimentando lo qué queremos y lo que nos hace bien. A estas alturas, y sin desmerecer que existen oportunidades en que pareciera que uno de ellos es muy útil para la defensa, creo que mi lobo favorito ya está decidido, y no es el segundo precisamente. Las alegrías, vinculos y luminosidades que me ha regalado mi primer lobo superan con creces los falsos orgullos o la sensación de seguridad que puede dar el andar "con la guadaña por delante". No es que "lo malo" no exista, ni que no parezca necesario "luchar" a veces... pero por ahora, me parece más bello y más potente crear, amar y hacer crecer lo que nos parece importante; y dedicar la energía a lo que lo realmente lo merece...

4 comentarios:

karim dijo...

yo tambien siento que quiero alimentar a mi lobo hambriento de amor,cariño y luz,tu cuentecito hoy me ilumina..karim

Ximena dijo...

¡Que bueno! Gracias...

Anónimo dijo...

son cosas que en fondo sabemos, pero es bueno recordarlas, con bellas palabras es mejor, gracias.

kosmos dijo...

Ambos lobos deben convivir y sentirse cuidados y alimentados por igual...un lobo necesita al otro para justificar su existencia, son complementos , cada uno tiene sus cualidades y sus mañas, la cosa esta en saber dominar a esos lobos y que convivan en paz y armonia!

rustico, pero ejemplifica

*//////////*///////////*
| lobo A | lobo B |
| | |
| | |
*//////////*///////////*