27 abril 2007

Retorno con sutil toque de alquimia...

(Chagall)

En medio de la serena oscuridad lo senti brotar de pronto. Sentí emerger el agua desde una hondura des*conocida. Manantial interno insospechado hasta ahora. Perturbador y bello... Perturbador para quien disfruta y se despliega con tanta familiaridad y amor sobre el fuego de la existencia. Pero el nuevo manantial (re)emerge cálido gracias a este amado fuego. Asi no sorprende tanto. O sorprende gratamente. Disfute del manantial interno. De meter los pies y sentir la cálida caricia. De adivinar con vértigo su profundidad. De estar a cada momento decidiendo sumergirse...

Humedo retorno. Dulce regreso. Feliz. El agua de las emociones me inunda y dulcifica. Sensaciones inquietante y gratamente vulnerabilizadoras. Sensibilidad aumentada. Videncia de lo sutil. La fuerza de roble se va trasmutando en flexibilidad de caña. Por momentos, la flecha veloz disfruta de reducir la velocidad y suspenderse casi en el aire...


Por ahí a lo lejos, el fogoso corazón late una feliz bienvenida. Y la tierra fértil se prepara para hacerse más liquida sin por ello perder solidez. Mientras los huracanes se pacifican y acarician con mayor suavidad. Nuevos aires para esta tierra de fuego que se puebla de agua... Buenas alquimias que trae la nueva piel...

2 comentarios:

Liliana dijo...

soy feliz por ti cara Xi
un besito

Ximena dijo...

Gracias Lili!!

besitos