19 julio 2006

Atrevidos!!

Me di cuenta hace poco que la mayoría de las personas que han sido (y son) fuente de mi pasión admirativa han tenido probablemente un único rasgo en común: el atrevimiento!. El atrevimiento, expresado en haber traspasado algún tipo de limite convencional fruto de una necesidad muy propia de crear.

De ahí en adelante la cosa se dispara, porque en realidad el grupo abarca a seres tan diversos como la vida misma. Y sus atrevimientos han creado desde obras de arte hasta teorías explicativas de la más diversa índole, pasando por lo literario, lo cinematográfico, lo místico... Creación de nuevas formas, lugares, miradas, silencios, músicas... Y me pasa que -incluso -no siempre comulgo o sintonizo por completo con sus creaciones (después de todo es admiración y no idolatría...) Pero algo en sus figuras, en sus luchas, en sus rebeldías, en sus creaciones, en sus energías me convoca... Algo me captura con pasión y complicidad....

Y no deja de ser bastante irónico, porque frases como “no sea atrevido, mijito!!” suelen ser una llamada de atención (cargadita al odio) muy común en los padres y madres (de este país, por lo menos...) Y el mensaje es claro: a no atreverse. En realidad no es irónico, es más bien triste. Pero sin duda de los atrevidos será el Reino de Si Mismos...

Mi simpatía, mi pasión mi atracción por estos atrevidos tiene que ver con captar (a la distancia de los años, los idiomas, las geografías) esa belleza de ser consecuente con su propio ser, con su impulso creador, con sus esencias. Y claro, a veces, a la distancia de los años pueden aparecer como figuras revolucionarias, rebeldes, rupturistas o excéntricas. Interesantes a la distancia. Pero... ¡otra cosa es con guitarra! Y en su momento la cosa no ha sido fácil, ni graciosa, ni aceptable, necesariamente... Porque obedecerse y ser consecuente con la propia voz implica vencer barreras incluso dentro de si mismos.

Creo que de lo que se trata es de atreverse a ser. Con todo lo que eso implica para la acción, para la creación, para la (propia) vida. Vuelvo a declarar mi pasión y debilidad absoluta por todas aquellas figuras maravillosas que se han atrevido a cruzar sus propias barreras y sus propios limites (y los del resto); y a desplegar su atrevimiento total e insolente!!

1 comentario:

Maya dijo...

Yo siempre digo que los que se atreven "a pesar de", son los valientes...